NOTICIAS

San Juan, 13 de marzo de 2015

Un ingeniero agrónomo argentino radicado en Israel vino al país
para asesorar en un proyecto de riego por goteo del arbolado en San Juan

A través del Programa RAICES de la Dirección Nacional de Relaciones Internacionales, Oscar Lutenberg, ingeniero agrónomo argentino radicado en el exterior y especialista en riego presurizado, visitó la Argentina para asesorar en la ejecución un proyecto de riego por goteo del arbolado público en el Gran San Juan. RAICES, que dentro de sus líneas de acción promueve los vínculos con científicos e investigadores argentinos en el exterior, gestionó la participación de Lutenberg para que asesore en este proyecto, que fue una iniciativa de la Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia de San Juan, a cargo del ingeniero Tulio del Bono, y gestionado por Riego Drip SRL, la empresa adjudicada para la obra que licitó el Gobierno provincial.

El ingeniero argentino es consultor mundial en el tema de riego presurizado y también en cultivos en zonas desérticas. Vive desde hace 40 años en Israel, en el kibutz donde se desarrolló por primera vez el riego por goteo. Durante su visita brindó una conferencia y se reunió con un grupo multidisciplinario de profesionales para abordar los diferentes temas relevantes al proyecto: topografía, Sistema de Información Geográfica (GIS), hidráulica, diseño del sistema de riego, agronomía, y Monitoreo y control del sistema de telemetría y telecontrol (SCADA). Esta fue su primera visita, de una serie planificadas hasta concluir con la obra.

La propuesta de riego por goteo surge ante la necesidad de subsanar la actual red de riego público del arbolado sanjuanino, con el propósito de que los árboles reciban la cantidad y la calidad de agua necesaria para sus funciones vitales. La nueva propuesta de manejo de los recursos hídricos está destinada a potenciar la utilización de los recursos naturales, promover el desarrollo social y mejorar la calidad de vida de la población. El proyecto se desarrollará en aproximadamente 16.000 hectáreas, que comprende la arboleda de la capital de San Juan, Santa Lucía, Chimbas, Rawson, Rivadavia y el norte de Pocito.

La idea es poder mostrar entre el 2015 - 2016 cómo se verá el sistema que transformará las acequias en jardines, permitirá ahorrar el 90% del agua que actualmente se destina para el riego de 1.000.000 de árboles distribuidos en las comunas urbanas y todo lo que se ahorre se entregará a los productores agrícolas que hoy se enfrentan a la falta o al racionamiento del agua para regar los diferentes cultivos. “Dentro de unos años -cuando el proyecto avance- las acequias pasarán a ser parte de la historia de San Juan. Tuberías de polietileno de diferentes diámetros serán las que transporten el agua para regar lo árboles con riego por goteo -en forma localizada y eficiente- en vez de que sea desperdiciada en el camino. El ahorro de agua será inmenso”, comentó el ingeniero Oscar Lutenberg.